Polenes y Cambio Climático 01 Polenes y Cambio Climático 02 Polenes y Cambio Climático 03

ASMA, PÓLENES Y CAMBIO CLIMÁTICO

      Los pólenes son alergenos ambientales, procedentes de las plantas, por lo que los factores meteorológicos (temperatura, humedad, viento, tormentas) son determinantes en la concentración polínica. De esta forma, las modificaciones en los modelos meteorológicos pueden tener una repercusión directa en la evolución de la temporada polínica, y por tanto, en la sintomatología de los pacientes asmáticos.

Durante los últimos años se está prestando especial atención al cambio climático y sus efectos sobre la salud y medio ambiente. La temperatura media se incrementó 0,7ºC en los últimos 100 años, y las previsiones establecen hasta 2ºC para el 2050. Las consecuencias de este calentamiento global están siendo evidentes, con presencia de fenómenos meteorológicos extremos, intensas lluvias y tormentas, e intenso frío alternando con temperaturas muy elevadas. Estos cambios atmosféricos están directamente relacionados con el incremento del CO2 atmosférico en los países desarrollados, como consecuencia de los medios de transporte y la actividad industrial.

Además, la fenología (estudio del efecto de las variables meteorológicas sobre las plantas) está muy relacionada  con el CO2. De este modo, estudios experimentales han demostrado que los pólenes expuestos a elevadas temperaturas y altos niveles de CO2 muestran una alergenicidad significativamente más elevada. 

Por otro lado, la polinización de las plantas está muy vinculada con la temperatura. En esta línea, el ascenso térmico, inducido por el cambio climático, puede provocar modificaciones significativas en el inicio de la polinización.  Está hipótesis ha sido demostrada en los casos de árboles no alergénicos como la encina,  y en otros muy alergénicos como son el abedul en Centroeuropa o la ambrosía en Estados Unidos.  En España ha sido igualmente observado con el olivo y plátano de sombra. Los datos de Ciudad Real, con el registro de 24 años de los diferentes taxones polínicos, están también en la misma dirección, el plátano de sombra (cuya polinización ha finalizado hace escasas fechas) y el olivo han adelantado su polinización en una semana, cuando se comparan los datos actuales, con los obtenidos a finales de la década de los 80. Por otra parte, el aumento de temperatura durante los meses de otoño prolonga la polinización de las malezas en un tiempo similar (en nuestra zona las Quenopodiáceas, cenizos y Salsola).

Polenes y Cambio Climático 04Otro fenómeno meteorológico asociado al cambio climático son las tormentas. Se ha demostrado que las tormentas en época de polinización provocan la ruptura de los granos de polen de gramíneas, liberado hasta 400-500 partículas alergénicas por cada grano de polen, con una mayor capacidad de penetrabilidad en el árbol respiratorio; y, por tanto, riesgo más elevado de inducir episodios de asma. Londres o Melbourne han sido escenarios de las mayores epidemias de asma, al coincidir las tormentas con picos máximos de concentración de gramíneas. Este fenómeno se ha comprobado igualmente en Ciudad Real, con saturación de los Servicios de Urgencias por crisis de asma, bajo la coincidencia de gramíneas y tormentas.

La tendencia del cambio climático con el ascenso de las temperaturas e incremento en los niveles de CO2  pueden acentuar en el futuro la duración e intensidad de la polinización de las plantas, con un negativo efecto para las personas asmáticas.  

 

MSDesarrolloWebTodos los derechos reservados - Actualizada: Domingo, 09-Sep-2012 14:10

Alergia en Ciudad Real

Pólenes y cambio climático