Olivo Flor del olivo Polen del Olivo

ALERGIA A POLEN DE OLIVO

           El polen de olivo es el que produce más sensibilizaciones (test cutáneos positivos) entre las personas alérgicas a pólenes de Ciudad Real, delante de las gramíneas (78 % y 72 %, respectivamente). Sin embargo, su relevancia clínica es bastante más limitada. Por una parta tiene una polinización más corta (15-17 días, frente a las 4-6 semanas de las  gramíneas) y, por otro lado, su capacidad para provocar síntomas es bastante inferior. Se requieren varios días con niveles elevados para reactivar a los pacientes, y sólo una parte de los sensibilizados va a presentar síntomas. Por el contrario, cuando los pólenes de gramíneas están elevados, prácticamente el 100 % de los sujetos sensibilizados van a presentar síntomas, y éstos van a estar en relación muy directa con la cantidad de polen recolectado.

Fresno aligustre

El olivo pertenece a la familia de las Oleáceas, por lo que otros árboles de esta familia, como fresno (figura 1) y aligustre (figura 2), también pueden inducir sintomatología en las personas alérgicas al olivo. Además polinizan en época diferente al olivo, y sus umbrales de reactivación son más bajos, por lo que este grupo de pacientes tiene riesgo de rinitis y/o asma durante los meses de marzo-abril (por el fresno) y en la primera quincena de julio (aligustre). 

Figura 3El olivo, al igual que sucede con otras plantas, muestra una gran variabilidad interanual, no sólo dependiente del propio árbol, sino también por las influencias climáticas (humedad, lluvia, vientos). Sin embargo, en el caso de polen de olivo, se presenta una peculiaridad muy característica, descrita hace dos décadas en la ciudad de Bari, una zona muy olivarera que alcanza picos diarios de hasta 4000 granos /m3 de aire (cuatro veces más que Ciudad Real).  Los investigadores italianos demostraron que la cantidad de polen de olivo recolectado era muy superior en los años impares (Figura 3). Este hecho parece estar justificado por la competencia que tienen las sustancias nutritivas de la planta entre las frutas de una temporada y las flores de la temporada siguiente, y que tendría como consecuencia una alternancia entre polinización y producción: un rendimiento alto de flores y frutas se alterna con otro bajo en pólenes y producción. En Ciudad Real, con los datos del polen recolectado durante los últimos 23 años, observamos un fenómeno similar (figura 4), sólo alterado en el año 2006 por otra característica muy específica del polen de olivo, su carácter aerovagante, la capacidad de desplazarse a largas distancias.

Olivo

El carácter aerovagante sólo afecta a algunos pólenes, habiendo sido descrito en Cataluña con el polen de haya (llega desde la ciudad francesa de Lión hasta Tarragona) o con polen de ambrosía (maleza) en Cetroeuropa. El caso del olivo es similar, habiendo sido observado en varias ocasiones, siempre coincidiendo con vientos del sur en días húmedos (lluvia, tormentas). La polinización del olivo comienza con  3-4 semanas de antelación en las vecinas provincias olivareras de Jaén y Córdoba. En estas fechas, y cuando se dan las condiciones climáticas comentadas, se alcanzan en Ciudad Real concentraciones de polen de olivo tan elevadas, que reactivan a la mayoría de las personas alérgicas, a pesar de que los olivos de nuestra provincia no han comenzado aún su floración. Así, la cantidad máxima diaria de polen de olivo, en los 21 años registrados de Ciudad Real, tuvo lugar el día 14 de mayo 2006, con 1.236 granos/m3 de aire, antes de la polinización local (figura 5, la flecha roja indica el inicio de la polinización en Ciudad Real).  

El pasado año 2009 se repitió nuevamente este fenómeno, y como consecuencia se alcanzaron un total de 11.400 granos de polen, sólo superado por los años 1987 y 1997.  Durante las fechas del 4 al 20 de mayo, y relacionado con vientos del sur (cuando todavía no polinizaba el olivo en Ciudad Real), se registraron niveles de polen de olivo altos/muy altos que afectaron a la mayoría de los alérgicos a este polen (el día 7 de mayo, con 886 granos, resultó el segundo máximo de la temporada).  Posteriormente, del 20 de mayo al 10 de junio tuvo lugar la polinización local. Es decir, la polinización del olivo se duplicó en el tiempo, en la cantidad de polen, y por lo tanto en sintomatología de los pacientes alérgicos a este árbol.     

Figura 5SÍNTOMAS

      El estudio multicéntrico llevado a cabo por el Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergia, durante los años 2002/2003, demostró que el polen de olivo está más asociado al asma bronquial que las gramíneas (el 33 % de los monosensibles a gramíneas presentaron asma, por el 44 % en el caso del polen de olivo).  La sintomatología del asma es muy característica, en forma de tos seca e irritativa, opresión en el pecho, silbidos al respirar y sensación de falta de aire, a veces muy intensa. Estos síntomas de asma son más frecuentes por la noche, pues la máxima concentración de polen de olivo se alcanza en el tramo mediodía-tarde, y la respuesta bronquial requiere varias horas para alcanzar su máxima expresión clínica.

Por otro lado, en los casos más leves, las molestias se van a limitar a síntomas óculo-nasales, con picor de ojos y nariz, lagrimeo, estornudos, secreción nasal abundante, bloqueo nasal y picor faríngeo o del velo del paladar.

MEDIDAS DE EVITACIÓN

  • Evitar salir al campo y estancias al aire libre en los días de máxima polinización o en días de mucho viento.
  • El momento más adecuado para ventilar la casa es a primeras hora de la tarde,  pues la concentración polínica es máxima de 5-10 y de 17-20 horas.
  • Evitar la práctica de ejercicio al aire libre en días y horas de máxima polinización.
  • Mantener las ventanillas cerradas cuando se viaja en coche.
  • Evitar cortar el césped o tumbarse sobre él.
  • Ponerse gafas de sol al salir a la calle.
  • Tomar la medicación prescrita por su médico. Una parte del tratamiento le protege de la reacción alérgica, y su toma diaria es imprescindible.

TRATAMIENTO

En los casos de rinoconjuntivitis el tratamiento con antihistamínicos orales, no sedativos, puede resultar suficiente en la mayoría de los casos. Si persisten las molestias, los corticoides tópicos a diario y colirios antihistamínicos, a demanda, son el complemento adecuado para el control sintomático.

En el asma, el tratamiento preventivo con bajas dosis de corticoides inhalados resulta muy eficaz (comenzando 10-15 días antes de la temporada polínica). Los inhibidores de los leucotrienos, sin los efectos secundarios de los corticoides, son una alternativa recomendable en niños. Una vez se presentan los síntomas, el tratamiento del asma es el habitual. En los casos leves basta con los broncodilatadores de rescate en el momento de los síntomas. Durante la época de polinización deben llevarse siempre consigo, especialmente si se realiza ejercicio, pues la sensibilidad bronquial está aumentada y las crisis por ejercicio se desencadenan con mayor facilidad. 

Asimismo, al igual que en otras enfermedades alérgicas respiratorias, la inmunoterapia o vacunación específica es el único tratamiento que va a modificar el curso natural del proceso alérgico. El tratamiento durante 3-5 años permite no sólo una mejor tolerancia frente al polen de olivo, sino evitar que la persona alérgica aumente su respuesta y se sensibilice a nuevos alergenos. Por este motivo, la vacunación debe comenzarse cuanto antes, y sus resultados son más positivos en niños y jóvenes adolescentes.  Además, se dispone de vacunas sublinguales, más cómodas e igualmente eficaces, especialmente recomendadas en los niños al eliminar el molesto trauma del inyectable.

 

MSDesarrolloWebTodos los derechos reservados - Actualizada: Domingo, 09-Sep-2012 14:09

Alergia en Ciudad Real

Pólenes - Olivo