gramineas gramineas gramineas gramineas

PÓLENES DE GRAMÍNEAS

Las gramíneas son la causa más frecuente de polinosis, debido a la alergenicidad de los pólenes y a su extensa distribución vegetal. Aunque incluye miles de especies, su importancia alergológica se centra en un reducido número, capaz de producir polen abundante y aerovagante. Así, entre las gramíneas comunes capaces de producir alergia destacan las espiguillas (Poa pratensis, Lolium perenne o ballico), caracolillos (Dactylis glomerata), o la grama (Cynodon dactylon), pues debido a su pequeño tamaño se desplazan con gran facilidad por el viento. Por el contrario, las gramíneas cultivadas (trigo, cebada o maíz) son de un tamaño mucho mayor, por lo que son poco aerovagantes y afectan en mucho menor medida a los alérgicos.

En Ciudad Real son de tal importancia las gramíneas, que pueden considerarse marcadores de la alergia a pólenes, para la mayoría de las personas alérgicas (evidentemente a aquéllos que sólo son alérgicos a olivo, cupresáceas o quenopodiáceas, no les afecta la polinización de las gramíneas). En años bajos de gramíneas (como el pasado 2009), la evolución de los pacientes alérgicos a pólenes resultó muy favorable, con poca sintomatología durante los meses de primavera-verano, a pesar que la polinización del resto de las plantas registren valores medios o incluso elevados. De este modo, el año 2009 resultó muy demostrativo, pues se alcanzó el tercer registro más elevado de polen de olivo en los 23 años de análisis de la atmósfera de Ciudad Real (sólo superado por los años 1987 y 1997). Sin embargo, en general, resultó un año muy bueno para los alérgicos, pues presentaron síntomas los alérgicos exclusivamente a polen de olivo y sólo una pequeña proporción de los alérgicos a gramíneas y olivo. Es decir, cuando faltan las gramíneas, el polen de olivo resulta poco relevante.   

Gramíneas

Otra característica de las gramíneas es su estrecha relación con las lluvias y humedad atmosférica preestacional (registradas durante los meses de octubre-marzo). Los datos acumulados en Ciudad Real, a través de los últimos 23 años así lo ratifican (Figura 1). No obstante, este dato hay que tomarlo con precaución. Si bien las previsiones, como en este año 2010, pueden ser de una polinización elevada y alto riesgo para los alérgicos (con valores estimados de 5.100 granos de gramíneas), la climatología de la temporada polínica (mayo-junio) es determinante. De esta forma, la experiencia de los dos últimos años son ejemplos muy cercanos. En el año 2008 las previsiones de cantidades elevadas de gramíneas y alto riesgo para los alérgicos, se convirtieron en una polinización prolongada, suave e intermitente, acompañada de bajas temperaturas, el mejor escenario para los alérgicos. En el año 2009 tuvimos el ejemplo contrario, comenzó la polinización de gramíneas de forma habitual, pero una vez alcanzados los niveles reactivos (a  partir del 12 de mayo), la llegada de aire muy cálido del sur, desértico (procedente del Sahara), provocó el rápido agostamiento de las gramíneas y una excelente primavera para los alérgicos.  

SÍNTOMAS

La alergia a pólenes de gramíneas se manifiesta en forma de picor de ojos y nariz, lagrimeo, estornudos, secreción nasal abundante, bloqueo nasal y picor faríngeo o del velo del paladar. Cuando la concentración de pólenes es más elevada, las personas predispuestas pueden expresar también síntomas de asma bronquial con tos, silbidos en el pecho y dificultad para respirar. Estos síntomas de asma son más frecuentes por la noche, pues la máxima concentración de polen es de 17 a 20 horas, y la respuesta asmática requiere 4-6 horas para desarrollarse.
     
MEDIDAS DE EVITACIÓN

  • Evitar salir al campo y estancias al aire libre en los días de máxima polinización o en días de mucho viento.
  • El momento más adecuado para ventilar la casa es a primeras hora de la tarde,  pues la concentración polínica es máxima de 5-10 y de 17-20 horas.
  • Evitar la práctica de ejercicio al aire libre en días y horas de máxima polinización.
  • Mantener las ventanillas cerradas cuando se viaja en coche.
  • Evitar cortar el césped o tumbarse sobre él.
  • Ponerse gafas de sol al salir a la calle.
  • Tomar la medicación prescrita por su médico. Una parte del tratamiento le protege de la reacción alérgica, y su toma diaria es imprescindible.

TRATAMIENTO

En los casos de rinoconjuntivitis el tratamiento con antihistamínicos orales, no sedativos, puede resultar suficiente en la mayoría de los casos. Si persisten las molestias, los corticoides tópicos a diario y colirios antihistamínicos, a demanda, son el complemento adecuado para el control sintomático.

En el asma, el tratamiento preventivo con bajas dosis de corticoides inhalados resulta muy eficaz (comenzando 10-15 días antes de la temporada polínica). Los inhibidores de los leucotrienos, sin los efectos secundarios de los corticoides, son una alternativa recomendable en niños. Una vez se presentan los síntomas, el tratamiento del asma es el habitual. En los casos leves basta con los broncodilatadores de rescate en el momento de los síntomas. Durante la época de polinización deben llevarse siempre consigo, especialmente si se realiza ejercicio, pues la sensibilidad bronquial está aumentada y las crisis por ejercicio se desencadenan con mayor facilidad. 

Asimismo, al igual que en otras enfermedades alérgicas respiratorias, la inmunoterapia o vacunación específica es el único tratamiento que va a modificar el curso natural del proceso alérgico. El tratamiento durante 3-5 años permite no sólo una mejor tolerancia frente a las gramíneas, sino evitar que la persona alérgica aumente su respuesta y se sensibilice a nuevos alergenos. Por este motivo, la vacunación debe comenzarse cuanto antes, y sus resultados son más positivos en niños y jóvenes adolescentes.  Además, se dispone de vacunas sublinguales, más cómodas e igualmente eficaces, especialmente recomendadas en los niños al eliminar el molesto trauma del inyectable. La reciente introducción de las vacunas en comprimidos es un paso más en la seguridad, eficacia y comodidad del tratamiento específico para la rinitis y el asma bronquial alérgico.  

 

MSDesarrolloWebTodos los derechos reservados - Actualizada: Domingo, 09-Sep-2012 14:08

Alergia en Ciudad Real

Pólenes - Gramíneas